Los Mayas, Chichen Itza y la profecía del fin del mundo.

Sony Pictures organizó un recorrido por ciudad perdida de Chichen Itzá, a las cual llegamos dos horas después de montarnos en los buses que salieron desde Cancún. Casi en medio de un bosque se encuentran estas ruinas que dieron inicio a la Civilización Maya, por lo que se ganó el título de una de las 7 maravillas del mundo. La civilización Maya fue una de las más importantes e inteligentes de la historia, su desaparición se debe a muchas causas que todavía no han sido probadas y la mayoría de sus enseñanzas y manuscritos fueron destruidos por los españoles colonizadores al considerarlos “hijos del diablo”.

A ellos se le atribuyen muchos descubrimientos astronómicos, ya que tenían una casi obsesión con los astros, planetas y el efecto que causaban en la tierra. Su obsesión con el tiempo era debido a que conocían lo que el tiempo les deparaba. El Gran Calendario Maya revela muchos secretos y entre ellos el del fin del mundo.

Nuestra visita fue para conocer el lugar de dónde se origina la profecía que supone que el mundo acaba el 21 de diciembre del 2012, al alinearse los planetas con la vía láctea y producir una gran descarga energética, tema que utilizó el director Roland Emmerich para basar su nueva película.

El director también aprovechó para conocer el sitio que inspiró su producción
En camino a Chichen Itza, nos proyectaron un reportaje de The History Channel que explica claramente la historia de los mayas, legado, y nos revela de dónde viene la profecía y que significa. De verdad que la historia es interesante y te deja pensando, por eso decidí compartirlo con ustedes. Esta es la primera parte de cinco, así que los invito a que las vean, ya que estoy seguro no se arrepentirán.
Estás preparado para el final?

One thought on “Los Mayas, Chichen Itza y la profecía del fin del mundo.

  1. Meu caro Dr. PC, Pois claro que sou o mesmo, anteriormente mais assedduo veddare, e agora de tf3tf3s cor-de-rosa mas uma vez Anthrax, sempre Anthrax.Ne3o sei porquea, he1 uns tempos atre1s, fartei-me de “poledtica”. Ne3o he1 nada que uma pessoa veja e diga: “Sim senhor, ora aed este1 uma coisa bem feita”. Tirando isso, tere1 de concordar comigo que independentemente do nome poderoso, falar de extermednio com ar (e cor) de cupcake e9 muito mais soft do que se aednda tivesse a imagem do lobo. 🙂

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *